sexualidad femenina

El clítoris cumple un papel primordial en la excitación sexual femenina, y aunque parezca increíble se trata de un pequeño órgano lleno de terminaciones nerviosas al que mucha gente llama «el botón de amor»

El clítoris no es solo lo que se puede ver bajo su capucha, hay mucho más  por debajo. Se trata de una estructura de 10 a 12 cm. La parte que se ve se llama glande, pero luego se extiende por el cuerpo y se divide en dos partes en forma de glóbulo.

Al tener datos precisos de este peculiar amiguito ha comenzado a cambiar nuestra comprensión de la sexualidad femenina . Hace que el clítoris sea central para la capacidad de excitación sexual, pero también nos muestra cómo está íntimamente relacionado con otras partes de los genitales femeninos.

Existen libros publicados como por ejemplo en 1901 de Gray’s Anatomy, donde se ilustra al clítoris como una protuberancia y nada más y en la edición de 1948 ¡no hay clítoris en absoluto!

Por diferentes razones las investigaciones para conocer más de él se han dejado de lado y considerado intrascendentes hasta tiempos recientes .

¿Cómo es posible explicar la falta de atención prestada al clítoris?

Quizás una posible respuesta a esa pregunta sea, que la mayoría de los estudiosos de la anatomía humana, son hombres que puede estén más interesados en la anatomía masculina que la femenina ya que es casi imposible imaginar a una mujer estudiando el cuerpo humano y dejando de lado el clítoris.

Es sabido que los detalles de la anatomía sexual femenina no son tan visibles como los del hombre.

Sólo existe para dar placer

El clítoris es el único órgano humano cuya única función es el placer sexual. Con el pene es diferente la cuestión , además del placer sexual, tiene la función de excretar orina y semen para fecundar el óvulo.

Por eso si sos un hombre que está leyendo este artículo y acabas de darte cuenta que poco sabés del tema, ya va siendo hora de que te conviertas en un experto en la materia.

Más que nada si sos joven, quizás te de vergüenza hacer preguntas a mujeres de tu entorno y a veces sólo con la información que puedas llegar a encontrar en Internet no basta.

Este punto entra en juego la posibilidad de contratar a una escort. Las chicas que trabajan como escoltas son muy experimentadas y no tendrán ningún tipo de pudor en contestar a tus preguntas.

Por lo que podrías concertar un encuentro en algún lugar tranquilo donde sea posible hablar cómodamente y despacharte con todo el listado de dudas a despejar.

De seguro ambos se divertirán mucho con esta clase de anatomía femenina privada, y con unas copas de por medio quien sabe como pueda terminar eso.

El saber dar placer a una mujer hará que no se olviden de vos con facilidad y seguramente esa idea sea de tu agrado.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>